10 Motivos para Visitar Cusco, la Capital del Imperio Inca

La capital del Imperio Inca se ha consolidado como uno de los destinos favoritos por todos y todas. Algo que no es de extrañar porque tiene un sinfín de motivos para enamorarte a simple vista y nosotros te vamos a dejar un total de 10. Visitar Cusco es una de las mejores elecciones que puedes tomar en tu vida.

La ubicación de Cusco en el mapa se encuentra al sureste de Perú, en la vertiente oriental de la Cordillera de los Andes. Un lugar mágico por todo lo que vas a encontrarte en él. Desde palacios hasta universidades y plazas barrocas hasta llegar a una de las 7 Maravillas del Mundo. ¿Comenzamos el viaje?

1 - La Leyenda de Cusco Perú

Es uno de los grandes motivos para visitar Cusco. Porque seguro que a todo lugar al que viajas te dejarás empapar de su historia y de todas esas anécdotas a tener en cuenta. Pues bien, nada como empezar por la leyenda que habla de su origen: Manco Cápac y Mama Ocllo tenían que dejar su lugar de origen siguiendo el consejo de su padre el Dios Sol. Pero, ¿qué destino elegir para comenzar de nuevo? Pues lanzaron una jabalina y donde se clavó allí fue el sitio elegido: Cusco.

Fue la capital del Imperio Inca y una de las ciudades más importantes de Perú, aunque esto todavía lo sigue siendo. Gracias a todo su patrimonio, en forma de monumentos y lugares únicos, se le llama también como ‘La Roma de América’.

¿Sabías que también se le consideraba el centro del mundo? Esto último viene derivado de su nombre, por lo que si nos preguntamos qué significa Cusco, entonces habría que traducirlo como el ‘ombligo o centro del mundo’. Hay que aclarar que la diferencia entre Cusco o Cuzco es un poco de tipo preferencia. Porque en Perú se prefiere la primera, pero en el resto de los países hispanohablantes suele usarse más la segunda. Claro que ambos gentilicios son correctos.

2- Cusco Machu Picchu

Sin duda, es uno de los lugares turísticos de Cusco más importantes. Un antiguo poblado construido antes del siglo XV, en la cordillera oriental del sur de Perú, en la región de Cusco. Con pocas palabras, ya podemos resumir que estamos ante una de las obras maestras de la arquitectura e ingeniería que tenemos en el mundo. No es de extrañar que por todo ello esté considerada como una de las 7 Maravillas del Mundo.

Detalle Machu Picchu

¿Cómo llegar a Machu Picchu desde Cusco?

Pues la mejor opción es tomar el transporte público. Lo más aconsejable es ir de Cusco a Ollantaytambo, que te llevará alrededor de una hora y media. Pero disfrutarás de diferentes poblaciones que irás atravesando. También tienes la opción del taxi, aunque será más caro. Una vez que ya te encuentres en Ollantaytambo podrás tomar el tren que te puede dejar tanto en Machu Picchu pueblo como en Aguas Calientes. Finalmente, si no quieres caminar nada, entonces puedes tomar un bus que te dejará justamente en la entrada de Machu Picchu. Los trenes de Cusco a Machu Picchu tienen varios precios, pero el más económico es de 140$, ida y vuelta. Si contamos el total del trayecto y sus paradas, casi durará unas 4 horas llegar a nuestro destino.

Recuerda que necesitas el boleto turístico Machu Picchu que se trata de un documento oficial que te permite la entrada en el lugar.

3- Su Clima Templado

Hay que decir que el clima de Cusco es seco y templado. Por lo que las temperaturas de Cusco, de media alcanzan los 20º durante el día, porque en ocasiones nos encontraremos con temperaturas muy frías por la noche, donde las heladas serán frecuentes. Hay que decir que tiene dos estaciones bien definidas: Entre abril y octubre donde hará sol pero las noches son frías. Por otro lado, de noviembre a marzo donde nos encontraremos temperaturas un poco más altas durante el día, pero con viento y este tiende a ser frío.

Podemos decir que desde diciembre hasta abril será un buen momento para visitar Machu Picchu, más que nada porque las lluvias sí que son más frecuentes, pero por ello, hay menos turistas y se puede recorrer todo mucho mejor.

4- La Plaza de Armas

La Plaza de Armas Cusco es una de las paradas más obligadas. Durante la época Inca se le llamó como el ‘Lugar de la alegría’. Hay que decir que en ella se vivieron los momentos más importantes de la ciudad. Como, por ejemplo, la proclamación de independencia de Perú. Aunque sigue siendo el escenario de las mejores fiestas del lugar. Pero es cierto que, en un primer momento, en ella se ubicaba un pantano. Fue el inca Sinchi Roca quien decidió secar dicho pantano para levantar la construcción de lo que sería el primer centro administrativo y cultural inca. El espacio que ocupaba, la que ahora conocemos como la Plaza de Armas, era mucho mayor en la antigüedad. También se ubicaban los grandes palacios, ya que este lugar estaba considerado como el centro de la fuerza.

Claro que hoy en día te encontrarás con otros puntos de gran interés en ella: La Catedral de Cusco y el Templo de la Compañía de Jesús también decoran esta zona. Es uno de los mejores lugares turísticos de Cusco. Sin olvidar que está rodeada de edificios de estilo colonial y muchos de ellos hechos sobre la estructura Inca.

Plaza de Armas de Cusco

5- Su Gastronomía

Siempre que hacemos un viaje, nos preocupamos por la gastronomía porque nos encanta probar platos típicos de cada zona. Así que, comer en Cusco es todo un placer para los sentidos, por su amplia variedad, por usar recetas tradicionales y alimentos autóctonos. Los restaurantes en Cusco los encontrarás siempre dispuestos a ofrecerte unos ricos manjares y su gran mayoría, alrededor de la Plaza de Armas, te van a encantar. Puedes probar algunos de los siguientes platos típicos de Cusco como son:

Chiri Uchu: es uno de los platos tradicionales que se suele comer frío. Entre sus ingredientes está la gallina, chorizo, especias, para servirse también con queso e incluso con tortilla de maíz.

La trucha frita: puedes tomarla con arroz, yuca y salsa.

Chairo: es una especie de sopa bastante consistente con carne y verduras.

Sopa de quinoa: todo lo contrario a la anterior porque es mucho más ligera y perfecta para el frío.

Kapchi de setas: las setas y las habas se unen en este plato perfecto para días de frío.

Cuy al horno: el que conocemos como conejillo de indias es el protagonista de este plato. Primero se mete en agua hirviendo y se le echan las especias para luego llevarlo al horno.

Chicharrón: carne de cerdo que se cocina en su propia grasa. Se sirve con salsa.

Choclo con queso: es muy fácil encontrarlo y sencillo de hacer. Se sirve como entrada.

Zarza de patitas: las patas de cerdo van aliñadas con cebolla, ajo, laurel y demás especias.

Tamal cusqueño: tiene ese toque dulce pero también salado, hecho de maíz.

6 - Pisac Cusco

Volviendo a los lugares turísticos de Cusco, Pisac no se podía quedar a un lado. Porque se trata de un complejo arqueológico que encontrarás a unos 30 kilómetros de Cusco, en el conocido como Valle Sagrado de los Incas. Las ciudades, por aquel entonces, tenían la forma de animales y por eso, Pisac lleva la de una perdiz. Este lugar está dividido en dos partes: la alta es la más antigua y la segunda, la que nos encontramos en el valle. Una zona que también te va a conquistar y en la que encontrarás unas vistas increíbles combinadas con el lujo de los restos arqueológicos sumamente importantes. Claro que una vez allí, tampoco te puedes ir sin visitar su mercado o asistir a una misa en quechua para empaparte más de su cultura.

7- Humedal de Huasao

Si quieres estar en contacto con la naturaleza, no vas a tener problema en Cusco y alrededores. Pero sin duda, cuentas con esta zona que también es otra de las que debes visitar en tu viaje. Un área natural que está protagonizada por esculturas talladas en madera y en las que puedes ver los personajes de tus películas favoritas como ‘El señor de los anillos’ y también, ‘Los guardianes de la Galaxia’.  Así que, ya tengas niños como no, un paseo por una zona como esta es casi obligatorio. No te olvides de dar una vuelta por el pueblo, que es pequeño y lleno de tradición como sus calles de tierra y las viviendas de adobe. ¡Una manera perfecta de escapar de la gran ciudad!

8- Las Vistas desde el Mirador de Cusco

Es cierto que desde Machu Picchu hasta la gran mayoría de los lugares que podrás visitar, tienen todos unas vistas de vértigo pero impactantes a partes iguales. Por eso, es otro de los motivos para visitar la ciudad. En este caso, podrás darte un paseo hasta el valle, porque el mirador se encuentra a un par de kilómetros. Sacsayhuamán es una fortaleza o templo inca, que al estar situada en lo más alto, se le otorga también el trabajo de mirador. Algo que nos encanta porque, como decimos, nos permite disfrutar de unas imágenes impactantes de todo nuestro alrededor. Pero sin menospreciar lo que nos rodea porque se trata de una construcción de piedras que están colocadas de una manera ejemplar. Sí, Cusco en altura es todavía más bonito, si cabe.

9- Su Cultura

El Imperio Inca sigue teniendo mucho arte y esto se ha dejado ver a lo largo de los siglos gracias a las danzas de Cusco y también al canto. Maneras de expresión que todavía se conservan y que conviene conocer cuando vamos de viaje, ya que es una manera de integrarnos en tantos siglos de historia. Pero de todo ello, haciendo referencia a la danza tenemos que hablar de diferentes bailes que atraen la atención de todos los turistas que se acercan a la ciudad. Aunque todas ellas tienen unos vestidos muy coloridos:

‘Sara Pillu’: una de las más tradicionales, donde se agradece la producción del maíz.

‘La danza del Ukuku’: Se decía que Ukuku era un oso que dejó embarazada a una mujer del pueblo. Para realizar la danza se visten con un traje con mucho pelo.

 ‘Los jilgueros’ : Una danza donde el coqueteo es uno de los grandes protagonistas pero es un baile muy elegante.

 ‘La danza del Qhapac Chuncho’: se realiza en representación de los guerreros nativos y sobre todo, durante las fiestas de la Virgen del Carmen.

10- La Tradición del Barrio de San Blas

Nos encanta estar rodeados de tradiciones cuando visitamos un lugar como Cusco. Porque si bien el Machu Picchu ya nos puede dar una idea de esas tradiciones, todavía hay más joyas ocultas o quizás no tanto. Porque los barrios de la ciudad también pueden ser esos lugares imprescindibles para visitar y más si hablamos de San Blas. Sus orígenes se remontan también al imperio Inca. Sus calles son realmente estrechas, a la par que empinadas y te encontrarás a cada paso numerosas tiendas de artesanía de los artistas más importantes del lugar. Aunque también podrás parar a comer algo en sus restaurantes. Al final de la conocida como cuesta de San Blas te encontrarás con la Plaza, que es un lugar pequeño pero perfecto para descansar o pararte a comer algo. La arquitectura colonial se recoge en el llamado Templo de San Blas, una iglesia que fue reconstruida después de un terremoto en el año 1650. Su púlpito está tallado en cedro. ¡También esta zona tiene un mirador!

Tal y como vemos, desde Cusco a Machu Picchu y viceversa son muchas las zonas o lugares que debemos tener en cuenta. Pero no solo por las vistas que nos dejan y el legado cultural y arquitectónico tan importante sino también por sus tradiciones en forma de gastronomía o por sus danzas y demás pinceladas de cultura que nos encontraremos allá dónde pisemos. Así que, por todo ello y más, Cusco se convierte en uno de esos viajes que hay que realizar una vez en la vida, como mínimo. ¿Estás organizando tus próximas vacaciones? Entonces debes tenerlo muy en cuenta.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *